Menú Principal:

Popeye Beisbol Club Salta


Ir al Contenido

Historia

50 años de esfuerzo y dedicación


La historia de nuestro querido Club comienza un
11 de Febrero de 1.963 como reza en el acta Fundación y en nuestros estatutos, la misma no se inicia exáctamente ese día porque Pepe Gómez y Dante Sansó jugaban en el equipo de la Escuela Normal que desapareció a fines de 1.962, entusiasmaron al resto para jugar a este deporte tan raro para nuestras latitudes, ya que no hubo influencia ni de japoneses, yanquies, ni centroamericanos, que es la gran pregunta que todo el mundo del béisbol nos hacen...?
Porqué este fanatismo tan raro al no tener las mencionadas influencias?, los grandes culpables fueron
Eduardo Wilde y el Profesor Welindo Villa.
Popeye es el gran ejemplo de que el entusiasmo y el deseo de triunfar nos llevó a través de
50 años a ser, sin temor a equivocarme, el Club más importante del béisbol de la Argentina, reconocido mundialmente, por su organización, por sus jugadores, sus dirigentes, que llevaron el nombre del Club a las distintas latitudes del mundo.
Son claras en nuestras retinas el comienzo duro, en aquellos años, sin ningún tipo de apoyo gubernamental para lograr un terreno adecuado el cual llegó con la inauguración hace 4 años de éste, para nosotros, Gran Estadio, reglamentario, coqueto e iluminado.
Fueron muchos los que pasaron y vistieron la casaca espinaca, muchas y muchos también fueron los fanáticos que acompañaron el avance lento pero sin pausa de nuestra querida institución. En estas líneas trataremos de recordar los momentos más importantes y emotivos de nuestro crecimiento.
A principios de 1.963 antes de fundarlo nos dirigimos a la Liga Salteña de Béisbol a informarles de nuestro interés, nos preguntaron cómo se llamaría el Club, les dijimos sonrientes, estamos pensando el "POPEYE", caricatura de moda en ese momento, nos contestaron que no era un nombre adecuado para un Club de béisbol. A partir de ese momento, con la tozudez y el deseo de seguir adelante que siempre nos caracterizó lo llamamos
"POPEYE BEISBOL CLUB".
El mencionado 11 de Febrero dió comienzo a la historia que rápidamente creció con el apoyo de todos nuestros padres, importante recordarlos a Don
José Ismael Gómez a su esposa Goga, al farmacéutico Don Antonio Escandar, su esposa Encarnación, a Don Dato Galli, su esposa Armonía y la abuela Dolores; sus hogares fueron sede del Club, lugar de reuniones y de fiestas, sus hijas Susana Gómez, Mirta y Silvia Galli y Marta Escandar fueron las primeras socias, que sin el apoyo de todos ellos no creemos que hubiésemos llegado donde estamos. Inmediatamente la población del sector del barrio norte, comprendido entre el Monumento 20 de Febrero, los viejos cuarteles, las vías del ferrocarríl, nos apoyó y nos entregó a sus hijos/as, sus nietos/as, sus tiempos, para hacer grande esta institución. Muchos nos preguntan... y porqué los colores bordó con vivos blancos?. Es interesante y simpática la respuesta. Don Antonio, el farmacéutico del barrio, nos regaló la anilina de ese color, no sabemos si él la eligió o fué casualidad, con la cuál teñimos pantalones y camisas de vestir que cada uno trajo para confeccionar los primeros uniformes, los segundos los teñimos de la misma forma pero eran pantalones y camisas de rezago del ejército que nos regaló el padre de las chicas Galli, los vivos blancos los hizo Dantino Sánso, que gracias a su abuela Blanca, consiguió cinta de dicho color, y él mismo cosió en los uniformes. Los siguientes ya fueron confeccionados correctamente, salvo unos uniformes de lanilla color gris que nos regaló la Federación Argentina en el año 1.967, los cuales fueron a parar también al teñido...
Nuestro primer escenario fué el glorioso A5 perteneciente al Ejército Argentino (terrenos ocupados actualmente por el nuevo Hospital del Milagro), que fué testigo de los primeros grandes triunfos y las primeras derrotas, las que nos obligaban a seguir trabajando para futuros logros.
En la década del
"70" construimos juntamente con la Liga Salteña de Béisbol el diamante que ocupamos durante tantos años... el viejo predio de Popeye Béisbol Club. Es importante mencionar a Gustavo Gómez, más conocido como el "Loco", comienza un gran trabajo, que con su esfuerzo se logró un avance institucional y deportivo muy importante, porque muchos de los jugadores que triunfaron y triunfan en los distintos campos de juegos del mundo recibieron sus enseñanzas y les supo inculcar el fanatismo por los colores y el deporte mismo, continuando su tarea incansable hasta el día de hoy. En aquellos años nuestras novias, esposas, amigas se iniciaron en la práctica del softball, que por razones ajenas a nuestro interés y deseos hoy desapareció. Luego nació la práctica Hockey sobre césped con la misma intención de dar una actividad a nuestras simpatizantes, y no nos equivocamos ya que ese aporte nos engrandeció deportiva e institucionalmente.
En la década del
"80", con el visto bueno de los Jefes de la Guarnición Militar de Salta, fuimos creciendo en infraestructura deportiva; Mucho tuvo que ver la Presidencia Héctor "Perro" Medina, que con un gran toque empresarial, aportó sponsors para el crecimiento, con la construcción de dos canchas de Padle, sumándose a nuestros grandes éxitos deportivos. La Presidencia de Carlos Escandar tuvo su gran momento cuando Popeye realizó dos giras al exterior en el año 1992, a Saint Louis con los Pre-juniors y juniors, y a México con los mayores, en la década del "90", con el apoyo de todo el barrio los deportistas y dirigentes del deporte en general de toda Salta hicimos aquel abrazo simbólico de todo el terreno, que fué el prólogo de la ley que el Gobierno, con el apoyo del Partido Justicialista, nos donó definitivamente los terrenos en los cuales construimos con gran esfuerzo y con la tozudez que nos caracteriza, el escenario de nuestros grandes éxitos deportivos. Es importante destacar la gestión de nuestro socio Manuel Pérez, amigo del contador Raúl Eduardo "Cacho" Paesani, autor del proyecto de ley, vaya por él nuestro gran póstumo reconocimiento.
Otro gran momento fué la adquisición en la primera alfombra sintética usada, al club Quilmes de Buenos Aires en 6 de enero de 1.999, durante la Presidencia de
"Tachela" Kedinger de Costa, primer paso para convertirnos hoy en bicampeones de la LNH en damas.-
Yá en el año 2.000, nuestra actual presidenta
Susana Gómez de Medina trabajó en hacer la base para esa cancha de hockey, y en enero de 2.001 inauguramos la iluminación de la misma con la realización del Torneo "Goga" Gómez, convertido en el día de hoy en uno de los más importantes del Noroeste Argentino.-
Vale recordar que el Club cuenta en sus vitrinas, con los
Olimpia de Plata, máxima distinción para un beisbolista en el ámbito nacional, ellos son Daniel Orte, Gustavo Gómez, Héctor Medina, Héctor Ramón y Rolando Arnedo en dos oportunidades también fueron elegidos deportistas del año en Salta, Gustavo Gómez, Mauricio Costa y Héctor Ramón.-
Con el nuevo milenio, el Club siguió creciendo y consiguiendo logros. Hasta llegar a diciembre del 2.006 en que un grupo empresarial, en conjunto con el gobierno estuvieron interesados en instalar un complejo comercial, lo que nos permitió negociar el nuevo predio que hoy empezamos a disfrutar, con el tesón de los miembros del CD Susana Gómez,
Sandra Isola y Marcela Pérez quienes lucharon.
Durante un buen tiempo para lograr el objetivo, que ni el más optimista hubiera soñado tener en nuestro Club. Como todo exito en la vida se necesita una pizca de suerte pero bastante esfuerzo, dedicación y trabajo. Hoy Popeye, gracias al trabajo de sus dirigentes, y el esfuerzo de sus jugadores llegó a ser en
Nº 1 en Béisbol y Hockey femenino, sus escenarios de primer nivel sirvieron para albergar más de 10 torneos nacionales de hockey y la Champions Challenge de Hockey.

Inicio | Historia | Béisbol | Hockey | Blog | Galería de Fotos | Circulares | Servicios | Contacto | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal